Seleccionar página

Si quieres tener tu blog o página web corporativa seguro que te has vuelto loco buscando la mejor solución de hosting. El mercado está plagado de opciones, todos ofrecen grandes soluciones, de todo tipo: hosting dedicado, compartido, cloud, etc… Sin embargo la gran mayoría de los usuarios desconocen estos términos y al final optan por la más barata o por la que le ha recomendado un amigo, o han leído en un foro. Esta decisión que parece un poco arbitraria en empresas se sigue tomando así. Veo como empresas que incluso basan su modelo de negocio en la web optan por proveedores de hosting, simplemente porque han salido en la tele y les ofrecen confianza. Seleccionar tu proveedor de alojamiento es una decisión estratégica y tiene que estar amparada por muchos criterios muy bien argumentados. Yo, como arquitecto de sistemas siempre me ha preocupado qué hay detrás de un hosting. No miro el precio, sino ¿qué infraestructuras sustentan mi trabajo?

Yo desde hace tiempo opté por ofrecer a nuestros clientes los servicios de Amazon Web Services por una sencilla razón. Porque podemos crecer todo lo que queramos, y por tanto nuestros clientes también con nosotros. Podemos ofrecer no sólo soluciones que pasan por el hosting sencillo, sino integración con servicios locales a través de VPN, o servicios de email marketing, Big Data o alojamiento de aplicaciones empresariales. No concebimos que la web sea sólo un escaparate, la web corporativa puede ofrecer mucha información sobre tus clientes potenciales, o bien ser una herramienta que puede comunicarse con tus procesos internos de negocio.

Esto no es la selección de un hosting, es una decisión estratégica para el futuro corporativo. Por ello creé la arquitectura base sobre la que nos sustentamos actualmente, es una solución de inicio donde nuestros clientes hacen el primer paso a una web usando servicios de Amazon Web Services. Este primer paso luego deriva en soluciones más complejas, pero como en todos los inicios, el primer paso es el más importante.

Estudié una solución en la que poder ofrecer a nuestros clientes en IEvo Factory su primer paso al mundo de Amazon Web Services y así comprobar de primera mano su robustez y rapidez. Por ello consideré el uso de un servicio de red de entrega de contenido, así como una alta disponibilidad y resiliencia. Así que me puse manos a la obra y comencé el diseño de una prueba de concepto que poco a poco ha ido creciendo hasta convertirse en un pequeño mundo del cual me siento orgullo. Ahora nuestros clientes disfrutan de servicios que no pueden ser entregados por un hosting estándar. Además nuestra flexibilidad en soluciones nos permiten replicar estas arquitecturas en cuentas de AWS del propio cliente, por lo que el cliente es dueño en todo momento de sus infraestructuras en la nube, o bien delegarnos sus administración para su completa tranquilidad.

Nota: La arquitectura que presento se encuentra en producción, por lo que si alguien quiere más detalles técnicos sobre esta que no dude en ponerse en contacto conmigo.