Seleccionar página

Todo el mundo quieren preparar su empresa para los nuevos retos que nos depara el siglo XXI, hacerla más competitiva, ahorrar costes, mejorar comunicaciones interdepartamental y entre clientes y proveedores, reducir tiempos de respuesta al cliente, mejorar el acceso a la información, predecir con modelos su futuro, y mil cosas más. La realidad de la empresa media española es otra muy distinta. Todos quieren conseguir todo lo que he dicho, pero pocos quieren dar el paso. Tristemente la cultura en España es nuestro gran obstáculo para saltar nuestras fronteras. Un ejemplo a lo que me refiero es al siguiente comentario de «Espinosa de los Monteros» en la presentación del libro «Liderazgo Made inLiderazgo Made in Spain Spain». No pretendo entrar a juzgar desde mi prisma por qué este hombre hace esta declaración, sino todo lo contrario quiero ponerme en su lugar, y la verdad es que entiendo su reacción. Hay empresarios que han luchado y crecido para diseñar un productor, fabrircarlo y comercializarlo. Ese era el modelo de la revolución industrial y funcionó, en su momento. Las reglas han cambiado y no podemos hacer lo mismo que hace 60 años. Sin embargo el hombre acomodado siempre ha sido reacio a los cambios, los que generamos los cambios somos los que estamos bajo luchando por hacernos un hueco en el mundo empresarial y vemos con incredulidad cómo grandes empresarios cierran sus puertas a la digitalización de sus empresas.

La digitalización es un concepto muy amplio que lleva aplicándose en las empresas desde hace años, desde la implantación de ERP’s y CRM’s. Ahora se quiere integrar el conocimiento corporativo con otros departamentos permitiendo que la información fluya de manera natural. Esto un paso más. que requiere cambios tecnológicos y culturales. Sin embargo no sólo en España lo ven complicado según este artículo en ITUser  advierten que adoptar la digitalización para las empresas Europeas ven difícil su transformación.

Menos mal que vivo en el mundo real, colaboro con empresas que realmente creen en esta transformación y la verdad es que después de ayudar a empresas a adoptar el Cloud, Big Data y ahora comienzo a liarme Machine Learning. En estos momentos te das cuenta que la barrera es cultural. No es un problema técnico. Claro está que hay que hacer inversiones en proyectos que transformen tu empresa, pero sobre todo es necesario creer en ellos y tener las ideas claras. Saber que el paso es el adecuado y definir muy claramente los objetivos. La digitalización es un concepto de marketing, pero si te digo que quieres prestar servicio a tus clientes desde cualquier parte del mundo, o que quieres conocer en tiempo real tu facturación, o stock, o si quieres estimar las ventas de un producto determinado el mes que viene, o quieres hacer una estimación del impacto de una campaña de marketing, y otros muchos ejemplos más es cuando comienzas a atar hilos y va saliendo el proyecto.

La mayor barrera que se encuentran las empresas para dar el salto digital es la cultura empresarial que tienen. Así que tenemos que cambiar puntos de vista y ver la digitalización como una oportunidad, y no una amenaza. Estoy seguro que a Espinosa de los Monteros le preocupa vender menos el año que viene y eso es lo que le sucederá si no cambia su visión empresarial. Los que vienen empujando lo hacen más rápido y con más fuerza.